20 de febrero de 2010

Crunkcore, ¿realmente se puede hacer algo peor?


Una aburrida tarde de vacaciones sin mucho que hacer me dedico a navegar por internet hasta que me topo con esto. Después del shock inicial y la posterior risa que me produjo tal descubrimiento me pregunte "¿Cómo es que, en el nombre de todo lo santo (y lo no tan santo), ha sido posible que se engendre tal aberración?". Es decir, qué acontecimientos y qué contexto han tenido que coincidir para que surja esto.
Para los que se estén preguntando a qué hago referencia con "esto", es a este intento de genero musical llamado Crunkcore, una mezcla de Screamo con Crunk. La definición de Wikipedia solo puede ser encontrada en inglés, sin embargo, en español (y en uno bien castizo) me animaría a definirlo como "mierda". Y es que, qué más podría resultar de la combinación del inconformismo encaprichado de un adolescente de clase media alta, las letras explicitamente machistas y sobresexuadas del crunk sureño, el Autotune que permite que cualquier fulano tenga una voz entonada a costo de sonar como Cher en toda la maldita canción, y, por último pero no menos importante, ese aparato de control de mentes pubertas llamado MySpace.
Aclaro que personalmente me considero una persona muy abierta en lo que a géneros musicales se refiere. El fanatismo cuasireligioso que en ocasiones observo en contra de géneros como el reggaeton o el emo/screamo es algo digno de una sesión con un psiquiatra. Sin embargo, decir que un género, que parece sacado de un show de comedia, me parece realmente malo no creo que sea algo reprobable, salvo por los seguidores del género (es decir, adolescentes que piensan que esto es lo mejor que le paso a la música desde la creación de los Jonas Brothers).
Para los que quieran arriesgarse a quedarse con un fastidiosamente pegajoso estribillo en la cabeza les dejo una muestra de a lo que ha llegado la música actual:



Y es solo después de haber escuchado esto varias veces que me pregunto "¿Qué habrá pasado por la cabeza de estos muchachos (si es que paso por sus cabezas y no por la de ejecutivos de alguna disquera) para fusionar el post-hardcore y el hip-hop. En algun lugar del mundo Guy Picciotto y Kool Herc deben estar con la palma de su mano sobre sus caras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario