7 de octubre de 2012

¿Desideologizados?


“A los jóvenes no les interesa las ideologías” dicen unos. Muchos funcionarios públicos afirman que “actúan de manera pragmática”. Y cuántas veces hemos oído decir a políticos (generalmente conservadores) “esos protestantes están ideologizados” (nótese como no dicen a qué ideología pertenecen, solo se dice que tienen una y se da a entender que es algo malo que solo le pasa a los están en su contra).
¿Qué hay de cierto en todas estas afirmaciones? ¿De verdad vivimos en tiempos en los que la gran mayoría esta desideologizada y solo unos cuantos fanáticos tienen ideologías (por lo general de izquierda, según los medios, salvo cuando de vez en cuando sacan una nota de “loquitos” nazis)? El filósofo Peter Sloterdijk, en su best seller “Crítica a la Razón Cínica”, propone la idea de que nosotros vivimos en tiempos en los cuales el desencanto es moneda corriente, sabemos ya todas las formas ideológicas y que actuamos dentro del sistema de manera descreída. Si esto fuera así, en efecto, estaríamos realmente en una sociedad posideológica, muy cerca del “fin de la historia” de Fukuyama. Bajo este criterio, aquellos que aún defienden una ideología son dinosaurios apunto de extinguirse, rezagos del siglo pasado.
Pero, y ¿si esto no fuera  de esta manera? ¿Y si la ideología, eso que nos hace relacionarlos con la realidad social desde cierta posición, no estuviera en el “saber”, sino en el “hacer”? Eso es precisamente lo que le critica el buen Slavoj Zizek  (filósofo esloveno probablemente más conocido por un supuesto romance con Lady Gaga) a Sloterdijk. Para Zizek la ideología está en el hacer: nosotros podemos saber todas las formas ideológicas pero cuando actuamos es como si no las supiéramos. ¿Quieren un ejemplo reciente? Recuerden como PPK tuvo un éxito tremendo entre jóvenes A/B (supuestamente uno de los sectores más despreocupados respecto a la política) al punto de convertirlos en fervientes casi-partidarios políticos. Ahora, a más de un año de las elecciones, pregúntele a cualquiera de ellos si es que cree en la política y probablemente recibirá una respuesta similar a la de su ex-ídolo: “los partidos políticos apestan”.


Publicado en la versión impresa de The Fucking Times el 5 de octubre del 2012.

No hay comentarios:

Publicar un comentario