5 de marzo de 2013

Para mis amigos, la institucionalidad. Para mis enemigos, el miedo.

Algunos recordarán las predicciones de Cotler respecto a las elecciones del 2011. Más allá de su error sobre quienes superarían la primera vuelta (predijo que pasarían Toledo y PPK a segunda vuelta), quisiera hacer hincapié en su intervención en el programa de RMP antes de la segunda vuelta. En esa ocasión Cotler dijo algo que, al menos a mi, me parecía obvio, pero que probablemente a una cantidad importante de electores indecisos terminó de convencerlos (no digo que las mismas declaraciones de Cotler los convencieran, sino el argumento que da, el cual fue utilizado por muchos durante la campaña).

RMP: La discusión para muchos, sobre todo para los que no votaron por ninguno de los dos, es cuál es el peor. Entonces le pueden decir, moralmente Keiko Fujimori me parece muy mal, pero el otro amenaza la democracia también. ¡Corremos el riesgo de que se convierta en Chávez! Que le guste el modelo de Correa o de Evo.
Cotler: No.
RMP: ¿Por qué no? ¿Por qué usted descarta esa posibilidad? Además, luego del golpe del 2004, donde el hermano estuvo metido y todo lo demás.
Cotler: Chávez, Morales, como Fujimori, aparecen detrás de una situación catastrófica y de un movimiento social muy fuerte que les da una enorme legitimidad de entrada. La gran sorpresa es cuando Fujimori da el golpe y recibe 80% de popularidad, que es lo mismo que Morales y Chavez. Esta no es una situación catastrófica y ninguno de los dos va a salir con una legitimidad de 80%. Entonces ella no va poder cerrar el congreso, cosa que a más de uno le gustaría, ni él va a poderlo hacer. Así que yo creo que con los dos vamos a tener un poco más de lo mismo.
RMP: ¿En los dos casos? ¿Así que no tiene ningún temor por ninguno de los dos en materia económica que digamos?
Cotler: No.
Cita de 7:36 a 9:05

Como pudimos comprobar luego, Humala no se convirtió ni en Chávez, ni Morales, ni Correa. No hubo ningún desastre en el modelo económico ni en la institucionalidad democrática. Todo siguió su rumbo casi por inercia (la alternancia sin alternativa de Alberto Vergara). Todos aquellos profetas del apocalipsis que decían que se aproximaba el atraso económico y político estuvieron errados y Cotler estuvo en lo correcto (inb4 #CotlerWasRight).
Aquí quisiera detenerme y hacer un pequeño ejercicio. ¿Qué tal si insertarmos este argumento dentro del proceso de la revocatoria? Si hacemos un paralelo entre las opciones de ambos procesos podríamos decir que Ollanta Humala sería el SI, más fuerte en sectores C, D y E, "voto popular" si lo quieren decir de esa manera, y Keiko Fujimori sería el NO, más fuerte en sectores A y B (para más detalles sobre el voto por NSE en el 2011 pueden ver este post de el morsa). 
Lima no vive ningún estado excepcional o de emergencia, si es que gana el SI algunas autoridades dejarán el cargo pero probablemente la ciudad siga su marcha, sin ningún tipo de catástrofe económica o politica . Veamos que dice Cotler al respecto en una reciente entrevista con Enrique Castillo.

Cotler: Mire, señor Castillo, del año 45 del siglo pasado al año 2000 hubo 5 transiciones a la democracia. El Perú no aguanta más de 11 años. El hecho es que esto nuevamente abre las puertas para que la gente aprenda que esta es la manera más facil de botar a la institución y darle el vuelco que le quiera dar. Insisto, esto no es un problema de Susana Villarán, hay que criticarla todo lo que usted quiera pero por encima de las personas deben mantenerse las instituciones. Porque, de lo contrario, pasado mañana, usted va a tener gente que va a empezar a salir como Beppe Grillo o como el payaso en México o el payaso de Sao Paulo, diciendo "váyanse todos" y eso puede estar muy cerca.
Castillo: Me imagino que usted se ha hecho el escenario mental y ha pensado qué pasará al día siguiente que saquen a Susana Villarán. Ayúdenos, ¿qué puede pasar?
Cotler: (alza los hombros) Ese es el problema, usted no tiene idea de lo que va a pasar. En un país en el que usted no tiene idea que es lo que va a pasar pasado mañana ¿usted va a invertir en ese pais? ¿Emocionalmente, intelectualmente, economicamente? No.

Cita de 8:03 a 9:34

Resulta que ahora, si se da la revocatoria (un proceso de muchísima menor importancia que una elección general), estamos cerca de una casi total incertidumbre política y económica: nadie vendría a invertir en el Perú y nos invadirían payasos anarquistas (?). Votar pór el SI es el nuevo "salto al vacio". Tomo como ejemplo estas declaraciones de Cotler, pero en realidad esto es algo mucho más extendido: ¿soy el único al que encuentra gracioso que muchos que en el 2011 pedían comprender la insatisfacción de la mayoría de los peruanos ahora digan que los votantes del SI son unos manipulados o comprados por arroz y fideos? En este proceso electoral muchos súbitamente reordenaron sus prioridades y colocaron las inversiones y la estabilidad política antes que el descontento popular (entre ellos algunos periodistas que piden que piden que se cambie de ministros como si fueran figuritas).
El problema al final siempre termina siendo el mismo: cuando el voto popular se acerca a mi opción está en lo correcto, en cambio, si es contrario a mis intereses es "irracional" o "manipulado". Y, en lugar de tratar de atender sus demandas o preocupaciones (en caso de este proceso, la ineficiencia, la inseguridad y el transporte) se apela al miedo, a plantear un escenario catastrófico, que probablemente sea reforzado por un aparato mediático.
Sin embargo, no se preocupen antiguos antikeikistas y actuales partidarios del NO, siempre podrán ser más consecuentes que PPK y su "institucionalidad selectiva" ¿o no?




P.D. Igual siempre seré un fanboy de Cotler.

No hay comentarios:

Publicar un comentario