12 de abril de 2016

Otro post de alguien analizando algo utilizando a Žižek

El nombre original de este post iba a ser "Otro post de alguien analizando algo utilizando algunas cosas que ha dicho Žižek hace algunos años para cosas distintas en contextos diferentes" pero era demasiado largo.


Para quienes han leído algo de Žižek es conocida la tesis "every rise of fascism bears witness to a failed revolution", atribuida a Walter Benjamin. Žižek suele utilizar esta frase para explicar cómo es que el surgimiento de regímenes o movimientos agresivamente conservadores tienen origen en un contexto de insatisfacción con la situación imperante, un contexto que tiene un potencial revolucionario pero que la izquierda no logra movilizar para intentar ganar y cambiar la situación.
En el actual proceso electoral, en el cual la izquierda no ha podido capturar suficientes votos en un contexto de insatisfacción con el "modelo", es claro que el fujimorismo está capitalizando esta insatisfacción, prometiendo un cambio ("representamos a esa voz de peruanos que vienen reclamando la presencia del Estado"). Esto queda aún más claro si es que se observan las regiones en las cuales Gana Perú ganó en el 2011 y se compara con las regiones en las cuales acaba de ganar el fujimorismo: el fujimorismo gana en 8 regiones en donde previamente había ganado Gana Perú. Además, si se observa a las regiones en las que ganó el FA, en 6 de las 7 el segundo lugar es del fujimorismo, e incluso en Cajamarca supera al FA al ocupar el segundo lugar detrás de Democracia Directa. La lectura es que quien le roba parte del voto pro-cambio a la izquierda no es otro sino el mismo fujimorismo. A diferencia de algunos comentaristas mediáticos neoliberales, me resulta claro que este no es un voto pro-libre mercado ("pro-modelo"), sino un voto pro-Estado.
No obstante, el cambio prometido por el fujimorismo viene con un truco. Como es conocido, el actual "modelo" es un legado del fujimorismo y la Constitución del 93, un legado que la misma Keiko Fujimori ha defendido en el debate presidencial. Entonces, ¿cómo es posible que la agrupación que instauró el "modelo" capte votos de gente que quiere cambiar el "modelo"? Creo que la clave está la noción de falsa actividad que utiliza Žižek para describir la estrategia del neurótico obsesivo que hace actividades para prevenir que el evento real suceda. El discurso del fujimorismo sobre la educación y, especialmente, la seguridad (ver de 3:10 a 4:42) desplaza la atención sobre un cambio real en el "modelo", un cambio en la situación imperante, que una agrupación de izquierda hubiera intentando realizar. Es así como el fujimorismo puede hablar de crecimiento económico en el marco de la Constitución del 93 sin asociarse tanto al "modelo".
Finalmente, el escenario de segunda vuelta no es prometedor para los liberales que optaron por PPK en primera vuelta. Žižek suele decir que solo una izquierda radical puede salvar a Europa, en relación al surgimiento de una ultraderecha populista y el dominio de una tecnocracia déspota en Europa. De acuerdo a él, solo una posición de izquierda puede canalizar el suficiente respaldo popular como para salvar a las libertades de estas dos amenazas. En un escenario como el nuestro, en el cuál la izquierda está fuera de competencia, ¿le alcanzarán los votos a los liberales para derrotar a la derecha popular, especialmente luego de distanciarse, no solo de los políticos, sino de los propios votantes que buscan un cambio? Si tuviera que apostar, diría que no.



Edición 13/4/16: En la versión original del artículo mencioné que el fujimorismo había obtenido el segundo lugar en 5 de las 7 regiones en las que ganó el FA basándome en el conteo rápido de Ipsos. No obstante, de acuerdo a los resultados de la ONPE, son aún más, 6 de 7, debido a que el fujimorismo superó a Democracia Directa en Puno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario